Sufrir enfermedades de las encías aumenta un 50% las probabilidades de padecer patologías cardiovasculares

Por Admin

Tener unas encías enfermas, especialmente si presentan periodontitis, es un importante factor de riesgo cardiovascular, añadiéndose a los clásicamente conocidos. De hecho, la prevención y el tratamiento periodontal no solo es fundamental para evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares, sino que también puede disminuir el riesgo cardiovascular en los pacientes que se encuentran en rehabilitación cardiaca, ya que se reduce la inflamación crónica que genera la patología periodontal y que, entre otros efectos deletéreos, puede contribuir al proceso de aterosclerosis.

«Esto no lo saben actualmente la mayoría de los pacientes, por lo que es importante informarles de estos aspectos e incluir en su programa de cuidados una serie de recomendaciones básicas e indispensables sobre su salud periodontal, destaca el Dr. Miguel Carasol, portavoz científico de la Sociedad Española de Periodoncia, quien considera que «de la misma manera que en las Unidades de Rehabilitación Cardiaca existen enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos o nutricionistas, los dentistas pueden contribuir a que los pacientes cardiópatas reciban una buena información y motivación sobre su cuidado bucodental, sumándolo a la consecución de hábitos de vida saludables en un momento en el que son esenciales para su futuro».Culminada la primera fase del proyecto para integrar programas específicos de formación en salud bucodental en las Unidades de Rehabilitación Cardiaca de los hospitales españoles.

Partiendo de esta situación, la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC), fruto de la colaboración en un grupo de trabajo que cuenta con el apoyo de Vitis y PerioAid, han culminado la primera fase del proyecto para integrar programas específicos de formación en salud bucodental en las Unidades de Rehabilitación Cardiaca de los hospitales españoles.

Además de actuar sobre un factor de riesgo cardiovascular como es la periodontitis, el paciente recibe información y ayuda en un aspecto fundamental de su situación personal, como es el cuidado de su boca y la repercusión que tiene a nivel de autoestima, relaciones sociales, reincorporación laboral.

Actualmente, se estima que hay en España alrededor de 130 Unidades de Rehabilitación Cardiaca, que atiende en torno a 15-20.000 pacientes/año. Como señala el Dr. Vicente Ignacio Arrarte, presidente de la Sección Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la SEC, «en rehabilitación cardiaca es un momento idóneo para la información y para cambiar hábitos y actuar preventivamente: el paciente está más receptivo y el trabajo multidisciplinar está bien organizado».

La colaboración se hace aún más necesaria si se tiene en cuenta, como resalta que existe no solo una clara conexión epidemiológica si no una causa inflamatoria común, unos factores de riesgo comunes y un objetivo preventivo compartido. A juicio del Jefe de Sección Cardiología Clínica del Hospital Virgen de la Victoria (Málaga), «cuidar la salud de las encías es un elemento importante en la consecución de un estado general saludable en el paciente cardiovascular, ya que la boca, y concretamente la encía, es esencial en este objetivo».Cuidar la salud de las encías es un elemento importante en la consecución de un estado general saludable en el paciente cardiovascular, ya que la boca, y concretamente la encía, es esencial en este objetivo

Esta iniciativa se complementa, además, con otra que cuenta con el apoyo del Consejo General de Dentistas de España, y que ha permitido que hasta el momento más de 2.500 profesionales de la Odontología se hayan formado en el último año y medio en la promoción de la salud cardiovascular desde la consulta dental.

«El hecho de que el profesional de la Odontología conozca las particularidades y demandas especiales que pueden tener los pacientes con enfermedad cardiovascular o con riesgo de desarrollarla le ayuda a detectar precozmente factores de riesgo cardiovascular y a promover hábitos de vida saludables», subraya el Dr. López-Andrade.

Está demostrado que las personas que tienen una mala salud de sus encías tienen más riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, sobre todo aterosclerótica (como puede ser la enfermedad coronaria «al conseguir una buena salud gingival, estamos disminuyendo las posibilidades de sufrir enfermedad cardiovascular y mejorando la salud general».